Seguros de Accidentes Personales

¿Qué es una póliza de Accidentes Personales?

Es un seguro que ampara las consecuencias de un accidente corporal que pudiese sufrir el Asegurado y las lesiones que pudieren sobrevenir, ajenas a su voluntad, por medios externos y fortuitos, garantizando a los beneficiarios el pago del capital asegurado en caso de muerte accidental, y al Asegurado mismo, el pago que le correspondiere por cualquiera de las otras coberturas que haya elegido. Nuestro seguro ofrece la ventaja que, dentro de una misma póliza, puede estar protegido el núcleo familiar.

 

Protección que brinda esta póliza

La póliza de Accidentes Personales, cubre la muerte natural o accidental del asegurado, así como los gastos médicos y de farmacia en que puede incurrir éste en caso de un accidente. También contempla una cobertura de gastos de entierro que será cancelada a los beneficiarios en caso de muerte del titular.

 

¿Cuál es el objetivo de una póliza de Accidentes Personales?

  • Garantizar a los beneficiarios, legales o pre definidos por el asegurado, una suma de dinero convenida para procurar la estabilidad económica que se podría ver afectada por la muerte accidental del Asegurado.
  • Ofrecer un respaldo económico al asegurado en caso de quedar inhabilitado para la vida productiva a consecuencia un accidente en forma temporal o permanente.
  • Hacer frente a gastos médicos imprevistos a consecuencia de accidente, que podrían afectar su estabilidad económica.

 

Esta póliza le ofrece 4 tipos de coberturas:

Muerte

Al producirse la muerte accidental del asegurado, la empresa procederá a pagar a los beneficiarios designados, la suma asegurada o contratada.

Cualquier pago hecho por la compañía por concepto de incapacidad temporal en un accidente cuya consecuencia haya sido la muerte, se considerará como adelanto sobre el capital asegurado y será deducido de la suma asegurada que recibirán los beneficiarios.

Invalidez Permanente

Se considera como tal, a la pérdida total o parcial de miembros o funciones, a consecuencia de accidentes. Se pagará al asegurado el 100% del capital estipulado, en el caso de Invalidez Permanente, o una fracción en el caso de presentar invalidez parcial. Su cobertura puede ser igual al de Muerte y hasta un máximo del doble de la misma.

Incapacidad Temporal

Cuando el asegurado a consecuencia de un accidente queda incapacitado totalmente para cumplir con sus ocupaciones habituales, la empresa le pagará por un máximo de 365 días.

Reembolso de Gastos Médicos

Esta póliza garantiza a los beneficiarios, el reembolso de los gastos ocasionados por concepto de atención médica, adquisición de medicamentos, exámenes de laboratorio, además el costo por hospitalización en caso de accidente.

 

¿Qué es un accidente?

Es un hecho fortuito que le ocurre al Asegurado, ajeno a su voluntad e intención, por medios externos, violentos y independiente de otra causa, los cuales no pudo razonablemente prever, causado daños físicos o la muerte.

 

Preguntas Frecuentes:

¿En caso que la causa de fallecimiento fuese natural, opera el seguro de Accidentes Personales?

No, solamente opera en el caso que el deceso ocurra en forma accidental (Traumática)

¿Un caso de electrocución, estaría cubierto?

Sí, es un accidente y como tal está cubierto.

¿El seguro de Accidentes Personales me cubre únicamente dentro de mi ámbito laboral?

No, la cobertura normal ampara las 24 horas del día.

¿Por qué motivo no estoy cubierto?

El seguro de accidentes personales no cubre normalmente la muerte como consecuencia de:
  • Enfermedades de cualquier naturaleza;
  • Estados de enajenación mental, ebriedad o por estar bajo la influencia de estupefacientes o alcaloides;
  • Participar como conductor o acompañante en competencia de pericia o velocidad, así como la intervención en pruebas de prototipos de aviones, automóviles y otros vehículos de propulsión mecánica.
  • La navegación aérea no realizada en líneas de transporte aéreo regular, ya sea en calidad de tripulante, pasajero o mecánico;
  • La práctica de deportes riesgosos;
  • El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, en cualquiera de sus manifestaciones;
  • Fenómenos sísmicos o meteorológicos de carácter catastrófico;
  • Suicidio o su tentativa.
  • Otras causas especificadas en el condicionado de la póliza